Fotografiando Peces Plateados


 

No hay mucha información al respecto, ni en web ni en libros de fotosub. Este articulo trata sobre cómo evitar los famosos reflejos cuando realizamos una foto sobre un pez plateado o sobre un cardumen de peces de este tipo. Vamos a intentar echar un poco de luz al tema. Para ello debemos de entender un par de aspectos teóricos sobre el comportamiento de la luz. Lo que se explica en este texto no deja de ser una simple aplicación de la lógica. A veces cuando estamos debajo del agua estas cosas nos pasan desapercibidas, por los nervios, por la presión, por las condiciones marinas, así que tampoco está mal echar un repaso a la teoría y entender cuando y como se producen este tipo de situaciones y como evitarlas.

Ley  de Snell

Snell, famoso matemático que postulo alguno de los teoremas sobre la luz más importantes sobre la que se desarrolla la moderna física óptica. Intentaré explicar esta ley lejos de los postulados físico teóricos tan poco claros la mayoría de las veces para el profano.

Empecemos por establecer la situación de trabajo. Pongamos los dos medios de nuestra querida fotosub. Agua y aire. La frontera entre los dos está clara, la superficie del mar.  El sol será nuestro foco de luz. Un rayo de luz, viaja desde nuestro foco, el sol, por el aire hasta que se encuentra con el mar. ¿Qué pasa con ese rayo de luz? Parte del rayo atraviesa la frontera y pasa dentro del mar. Al pasar esa frontera el rayo cambia de dirección y esto es por culpa de que los dos medios, agua y aire, tienen distintas densidades.

La otra parte del rayo es reflejada por la superficie del mar como si fuera un espejo, devolviendo dicho rayo a la atmosfera. Al rayo que viene del sol le llamaremos rayo incidente, al rayo que se refleja en la superficie del mar le llamaremos rayo reflejado y al rayo que entra le podemos llamar rayo refractado.  Otra característica de la ley es que el rayo que viene del sol y el rayo reflejado por la superficie de mar forman ambos el mismo ángulo con la superficie. Ese ángulo lo llamaremos ángulo de incidencia. El ángulo que formaba el rayo dentro del mar, el que se desvió de su trayectoria lo llamaremos ángulo de refracción.

Sacamos dos conclusiones. Que el rayo incidente (el que viene del sol) y el rayo reflejado (el que vuelve a la atmosfera) tienen ambos igual ángulo con respecto a la superficie del mar, son simétricos entre sí, y el rayo que entra en el agua cambia de dirección, dependiendo esta trayectoria del medio por el que se mueve la luz.

Veamos esto de forma grafica:

N1 y N2 son conocidos como Índices de refracción del medio y dependen de parámetros  del medio y cuya explicación queda fuera del alcance de este artículo. Tan solo quedarnos que el Índice de refracción del aire es  1 y el del agua 1,33 como culturilla general de todo fotosub.

Cuando el medio tiene un índice de absorción de la luz como hemos visto, el rayo de luz incidente se divide en dos, el rayo reflejado y el rayo refractado, pero que pasa cuando el medio no absorbe nada de luz?¿qué pasa si tenemos un objeto como por ejemplo un espejo?. La respuesta como ya imagináis es sencilla. Que no existe rayo refractado, tan solo rayo Reflejado.

Esto es lo que pasa con los peces plateados!!. Todo elemento, cuando incidimos sobre él un rayo de luz, comporta un índice absorción determinado. Ya hemos hablado en artículos anteriores que pasaban con elementos negros que absorbían un montón de luz o con elementos blancos que reflejaban la luz.  Ahora estamos en un caso extremo, elementos cuya absorción de luz es nula, toda la luz que incidimos sobre ellos es reflejada. Este es el caso de los peces plateados. Toda la luz que incide en su cuerpo es reflejada bajo la ley de Snell. Veamos más detenidamente como se refleja esa luz.

Ya hemos visto que el ángulo que forma el rayo incidente con la superficie es el mismo ángulo con el que sale el rayo reflejado de la superficie. Pero qué pasa cuando la superficie es curva, como en la vida real, donde las formas planas son difíciles de encontrar y mas hablando de seres marinos.

Para entender cómo se reflejara la luz de nuestro flash sobre los cuerpos de los peces, veamos qué pasa con un rayo que incide sobre una superficie curva.  Hay que encontrar la tangente en el punto de incidencia de la curva, y sobre esa tangente y su perpendicular, dibujar el ángulo de salida. No os desesperéis, esto no lo haremos debajo del agua. Tan solo quiero que entendáis el proceso de forma intuitiva.

 

Bien, ya hemos visto como se refleja un rayo de luz proveniente del flash sobre una superficie curva que no absorbe la luz. ¿Veis el rayo reflejado? ¿Qué pasaría su pusiéramos la cámara justo en frente del rayo reflejado?

 

Pues que incidiría sobre la lente y crearía un reflejo molesto, sobresaturado y arruinaría nuestra foto. Y eso es lo que pasa cuando disparamos peces plateados y quemamos la imagen por su reflejo. Hemos colocado mal los flashes. Debemos evitar colocar los flashes para que el rayo reflejado incida sobre la lente. Deberemos hacer algo parecido a esto.

El rayo de luz, pasa lejos de nuestra focal, no incide sobre la lente y por tanto nuestra imagen no resultará sobreexpuesta, no tendremos los típicos quemazos de fotos realizadas a fotos de peces plateados. Por tanto el ángulo que demos a nuestros flashes es importantísimo para evitar los temidos reflejos. La potencia del flash es importante, pero no tanto como la orientación. A mayor potencia mayor deslumbre y zonas quemadas en nuestra imagen cuando los flashes no están bien colocados.

Cuando procedemos a realizar este tipo de fotografía deberemos adelantarnos a los movimientos de los peces o del cardumen. Podemos colocar nuestros flashes, pero quien de verdad manda en los resultados es el pez. Su posición es primordial y en base a ella, deberemos de colocar los flashes. No siempre una posición determinada es buena. Depende de la posición del pez.

Veamos el siguiente ejemplo. Nos viene un pez con un ángulo determinado. Situando el flash con un ángulo de incidencia mucho mayor solventamos la situación, aunque corremos el peligro que el flash no esté lo suficientemente abierto.

 

El mismo pez, la misma situación pero ahora con el flash al lado izquierdo de la cámara, formando casi el mismo ángulo que la situación en la que obtendremos reflejos, y de nuevo habremos solventado la imagen eliminando los reflejos.

 

 No debemos olvidarnos que deberemos jugar también con el plano vertical de la imagen.

 

 

Simple pero afectivo, al menos en teoría. En la realidad las cosas son más complejas pues la propia anatomía del pez, su planitud (cuan plano es el pez) y el  ángulo de incidencia de los flashes son muy determinantes. Pero esto nos da una guía a seguir, unos caminos de trabajo en el que nos aseguramos instantáneas correctas.

Un mal posicionamiento de los flashes y nos dará al traste con la imagen. En este caso, el flash derecho no tenía la incidencia necesaria.

 

¿Y con dos flashes? Pues vaya, la cosa se complica un poco más, pero no debemos asustarnos, sino aplicar lo que ya hemos aprendido con anterioridad.

 

Damos un poco mas de incidencia a los flashes para evitar la luz de reflejo.

 

Esto sirve tanto para el posicionamiento con flashes divergentes y convergentes. El rayo de luz simula el cono de luz directa, el cono de luz residual no es tan proclive a generar reflejos tan duros aun cuando deberemos tenerlos en cuenta.

Una mala situación de los flashes genera imágenes con duras sobreexposiciones. Obsérvese los reflejos tan molestos en la imagen

El mismo pez, la misma situación, pero variando la posición de los flashes nos descubre nuevas texturas y colores

 

Los cardúmenes de peces son más complicados de dominar. La aleatoria posición de cada uno de los individuos hace que evitar sobreexposiciones sea complejo. Pero al menos deberemos de estudiar el cardumen, ver su posición, hacia donde nada y situar los flashes de la mejor forma posible para evitar los consabidos reflejos. Muchas veces merece la pena pensar que el cardumen es un enorme ejemplar, un único individuo. Discretizar el grupo es muy complicado. Cuando veo un cardumen de peces, imagino que es un bloque homogéneo en movimiento y trato de iluminarlo. Es la manera más fácil de tratar el grupo e iluminarlo.

En la siguiente imagen vemos infinidad de bogas. Difícil iluminar la escena con equilibrio de luces incluyendo el sol a la vez que no se quema ni un solo ejemplar. En este caso, hay dos ejemplares quemados, con reflejos. En la zona derecha de la imagen, mas o menos a la mitad de la foto.

 

Las distintas posiciones y curvaturas de estos 5 medregales hicieron difícil no quemar ningún ejemplar. Los flashes estaban con un ángulo de incidencia muy elevado para evitar reflejos directos. Aun así, hay una pequeña sobreexposición en parte de uno de los cuerpos de un individuo en concreto.

 

Cuando son muchos los ejemplares es muy importante “adivinar” la trayectoria del grupo….Veamos el siguiente ejemplo. Flashes apuntando hacia el azul…los dos a la vez!! Uno encima de la cámara y el otro a la derecha con mucha incidencia. Si hubiera situado un flash a mi izquierda, posiblemente se me hubieran iluminado unos cuantos individuos. Gráficamente la posición podría ser algo parecido a esto:

 

El resultado en foto es el siguiente, aun así, sigue habiendo ejemplares con cierta sobreexposición. Es difícil “controlar” tantos individuos en la escena, pero al menos podremos disminuir el impacto notablemente.

  

Cada ejemplo es distinto, cada posición de peces y cardúmenes requiere de una posición de flashes determinada. Lo importante es entender la luz y como funciona para poder responder de forma adecuada. No intentar memorizar posiciones ni datos ni ejemplos, tan solo entender el problema, como funciona y a partir de ese momento sabréis resolverlo o reducir el problema al mínimo. Snell dicto la teoría, tenerla en cuenta, seréis vosotros los que con las enseñanzas que Snell nos dio, crear vuestras imágenes submarinas.

7 thoughts on “Fotografiando Peces Plateados

  1. Fernando Pérez febrero 11, 2010 / 17:15

    Un artículo ejemplificado de forma estupenda. Un saludo

  2. Xavier Ferrando febrero 11, 2010 / 17:43

    Impresionante una vez mas. Muy buen artículo! Cosas con las que aún sueño desde que he empezado con el control manual pero ejemplifica doras al máximo. Muchas gracias, lo he disfrutado mucho. Está muy bien estructurado, es muy didáctico y desde luego si se pudiera me matricularía donde fuera para que me dieras clase Victor🙂

    Enhorabuena una vez más.

  3. siluro febrero 11, 2010 / 19:48

    hola, Victor. te felicito , como de costumbre, no solo por tus fotografias y amplisimos conocimientos, sino lo que para mi y supongo que para muchos mas de tus lectores es lo mas agradecible: lo facil que parecen las cosas cuando te las explican bien, vamos, lo didactico que eres.

    enhorabuena, Victor, por cierto, a lo de un seminario-curso me apunto sin pensarlo mucho.

  4. Sussss febrero 12, 2010 / 18:39

    Victor, cómo se te puede agradecer que compartas tus conocimientos y que además, lo hagas de una manera tan entendedora?

  5. Manu febrero 16, 2010 / 22:56

    Impresionante!!!! te sigo desde hace un tiempo y tus artículos son espectaculares, yo me he leído dos “tochos” de fotografía submarina y en ninguno de los dos he encontrado la sencillez de explicaciones que muestras tú. En fin, muchísimas gracias por compartir con nosotros todos tus conocimientos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s